sábado, 7 de abril de 2012

WE LOVE YOU

¿Realmente los pueblos se odian? ¿Son las guerras "procesos naturales" como un tsunami o un terremoto? ¿Somos las personas de "a pie" las que impulsamos enfrentamienos que acaban con la vida y las esperanzas de miles de personas?
Un profesor israelí se plantea estas y otras cuestiones y nos manda este mensaje. Os ruego que dediquéis un par de minutos a verlo. Y unos cuantos más a pensar y a difundirlo... Gracias.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A la pregunta ¿somos las personas de "a pie" las que impulsamos enfrentamientos que acaban con la vida y las esperanzas de miles de personas?. La respuesta es "SI", y no hay que masificar el número de personas que fastidiamos. Hay que realizar bastantes ejercicios para eliminar pensamientos negativos.

Anónimo dijo...

Es difícil contestar las preguntas, pero más difícil es pensar que en el tienpo que nos ha tocado vivir, después de estas reflexiones, haya personas que se odien.

C de Cristian. dijo...

Que triste realidad. Las guerras están producidas por las personas de altos cargos y con gran poder. Estas personas nos inculcan pensamientos negativos hacia sus rivales para que les odiemos, incluso de forma "natural".
Pero nosotros, las personas "normales", sin cargos políticos de ningún tipo, luchamos contra estos para demostrar que no nos odiamos, que somos todos iguales y que realmente sólo ellos son enemigos.
Espero que algún día terminen las guerras, que sólo crean enemigos cuando no los tendría que haber, que sólo hacen que personas inocentes mueran por culpa de ineptos políticos ...
Ojalá que algún día termine toda esta pesadilla, aunque esto sólo es un sueño de un simple adolescente.
Besos, Cristian.

Susana Márquez dijo...

Creo que las personas normales y corrientes, que formamos el pueblo no estamos de acuerdo en general con esos temas y muchas veces ni siquiera nos lo planteamos, solo nos dejamos manipular y llevar por las personas que tienen el poder como son los políticos,a los que si les convienen las guerras y las disputas con otros países, al fin y al cabo lo hacen para sacar algún beneficio entre ellos.Nos meten en la cabeza ideas absurdas y nos hacen asustarnos por el hecho de no conocer las otras culturas, lo que hace que les demos la razón. COMO A LOS TONTOS
Un besito. Susana

Anónimo dijo...

"Para que haya una guerra entre nosotros, primero debemos tener miedo el uno del otro. Odiarnos. Yo no tengo miedo, y no los odio... ni siquiera los conozco"
Estamos aquí para ser felices, no para estar en guerra, no para odiarnos...
Al menos a través de las redes sociales sabemos realmente que es lo que ocurre fuera de aquí y que verdaderamente no tenemos ni idea. Es un video precioso.
MªÁngeles Portillo.